domingo, 3 de julio de 2011

¿Todo es en realidad como "parece" ser?




Nunca hubiera dicho que un cactus con esos pinchos y esa piel tan dura podría llegar a dar unas flores tan sublimes. Tras observar detenidamente esta preciosa flor he llegado a la conclusión que efectivamente el ejemplo de nuestra protagonista floral podrá perfectamente llevarse al campo de los humanos y es que en algún momento todos sacamos nuestras dos caras y podemos vernos frente al espejo tal y como podemos observar esta pequeña planta. La dualidad de las cosas hace que quizás sean más hermosas aun, puesto que si fuéramos tan simples que todos nos diferenciáramos entre buenos y malos, feos y guapos, altos y bajos, delgados y gordos, la vida seria ínfimamente aburrida, menos mal que dentro de esos dos puntos fucsias radicalmente opuestos, se encuentran una maravillosa gama de rosas que hacen que la vida te de sorpresas, que te des cuenta que aquella persona de la que esperabas cosas maravillosas te sorprenderá dejándote en la estacada y por el contrario habrá ocasiones en que aquella persona con la que nunca encajaste y que además no te preocupaste en conocer mucho más allá resulta que en un momento dado te tiende la mano sin pedir nada a cambio... Puede haber algo más excitante que el empezar a descubrir el mundo con la incertidumbre de no saber cómo va a ser en realidad? Teniendo esto claro, en la mayoría de las ocasiones consigues efectivamente que los chascos no te afecten en demasía dejando en un lugar privilegiado esas sorpresas que algunas personas guardan dentro. En el fondo todo este tipo de ambigüedades o contradicciones hacen que con el tiempo vayas conociendo algo más a la raza humana y por otro lado vayas aprendiendo a conocer qué es éso que llevamos dentro todos... ¡No?


¿Tu qué eres habitualmente CACTUS u ORQUÍDEA ?
¡ Tú Eliges !
...