lunes, 28 de marzo de 2011

Sin ganas de nada...



Creo que la culpa de todo esto la tengo yo, sin lugar a dudas. Siempre he pintado, al menos así lo he creído, mi propio mundo, usando los colores más llamativos, los que siempre creí más atractivos de mi caja de de Alpino (rosas, fucsias, morados, azules turquesa, amarillo limón....)... Cuál es mi sorpresa cuando de repente, he perdido esos lápices (no sé qué ha pasado con ellos, espero no haberlos gastado del todo...), sólo me quedan los de la gama de grises hasta llegar al negro que están sin tocar desde hace muchos años, porque nunca me gustaron y nunca los utilicé, ni para sombrear si quiera, ahí están casi nuevos, sin sacar punta, y sin embargo hoy sería los únicos que podría usar, pero tengo tal desmotivación personal, que ni siquiera tengo las agallas de ponerme a colorear, a cambiar nada, ni siquiera a colorear en gris . Estoy INTOXICADA DE DESMOTIVACIÓN, algo ha absorbido en mí toda mi energía, todas mis ganas, incluso diría que se ha llevado parte del carácter impulsivo que siempre me ha definido... Dejándome absolutamente fulminada, volviéndome una cínica casual, algo que siempre detesté y que no casa demasiado bien con mi personalidad soñadora, ilusionista, y por qué no diferente, he dejado de ser "Esa chica de colores" como me definía siempre un antiguo amigo, que hace muchos, muchos años que he dejado de ver... (Se te echa de menos, ¿A qué ni me reconoces? , yo tampoco).
Creo haber perdido por el camino, al menos por un largo ya, periodo de tiempo, éso que me hacía diferente a los demás, éso que me hacía ver facilidad donde todos veían problemas, ese positivismo que me hacía hacer de psicóloga con todo el mundo regalando mis orejas a todo aquel que las requería, para pasar a ser yo, la que debe de ser escuchada y ponerme en "solfa" porque obviamente, no me siento ni estoy bien.

Dentro de toda esta desmotivación, siento rabia, aun dentro de mí me quedan esos latigazos o coletazos de cólera, de mi propio carácter que me hacen muchas veces cabrearme profundamente conmigo misma, regañarme cada día, cada minuto, y es que odio sentir que me estoy autocompadeciendo de mí misma, me da asco, una tía como yo, que en el fondo lo tengo todo, resulta que siento estar completamente vacía por dentro. Resulta que he perdido la cordura y con ella mi autoestima, mi ilusión, mis ganas de poder con todo, de proponerme metas y CONSEGUIRLAS (como hacía antes) y lo que es peor aun, he perdido mi sonrisa y mi brillo en los ojos. Esto es consecuencia de una etapa difícil e importante en mi vida que estoy viviendo. Sólo deseo que me sirva para hacerme más fuerte, para, de alguna manera, curar esas grietas que están actualmente en carne viva y sangrando a borbotones, para cicatrizar y volver a ser yo, de alguna forma.

Lo hago todo al revés, y resulta que no sé hacerlo de otra manera...

Me da miedo la soledad, y sin embargo me paso la vida sin hacer planes, pongo excusas baratas para seguir encerrada en mi casa, me paso el día pensando en todo lo que me queda por estudiar para mis oposiciones, y resulta que me cuesta horrores coger los libros, concentrarme y ponerme a estudiar, me paso el día diciendo que debo cuidarme más y mejor físicamente, y sin embargo no soy capaz de ir ni a la esquina... ¿Qué cojones me pasa?, ¿Por qué me paso el día y la noche preguntándome el por qué de todo?¿ Por qué me preocupa desde lo más familiar, sentimental o personal, hasta las horribles desgracias del mundo que en principio, son ajenas a mí, y sin embargo pienso en ellas y se me caen lagrimones de verdad, cada vez que aparecen de nuevo imágenes del desastre de Japón, del caso de Marta del Castillo o de la horrible guerra de Libia donde, para variar, demasiado tarde parece que el mundo ha decidido reaccionar? Me preocupa la pasta, el trabajo, mis amigos, mi familia y yo misma... Parece que todo se va al traste cuando todo por desgracia o por fortuna ha sido siempre tan fácil y tan divertido de vivir... ¿Qué pasa que soy tan débil que no soy capaz de sacarme sola las castañas del fuego cuando las cosas se tuercen?... Me siento tan sub-mental, tan negativa y tan realista/relativista a la vez, que a veces podría decir que me doy muchísimo asco. Sé que es injustísimo que yo hable así, que ni siquiera me queje o que tenga el valor de ir al médico y tomar "x" pastillas porque resulta que me encuentro algo depresiva, es casi denigrante con la cantidad de barbaridades que existen en el mundo, de personas que lo están pasando realmente mal...Pero señores: Yo ya no puedo más. Reventé y éste es el resultado de un cúmulo de mierda, que ha acabado por romper la bolsa de basura que lo contenía, que en este caso, parece ser mi propia cabeza. Pienso que sería genial, si pudiera o me dejaran, pasarme el día en la cama, durmiendo, pero es que ni siquiera mi cabeza para, cuando lo intento, ni de pequeña he tenido las pesadillas que estoy teniendo ahora, y sin duda es que podemos ser nuestro peor enemigo, y éste de nuevo, vuelve a ser mi caso...

Me estoy auto-castigando casi casi desde mi infancia hasta ahora por todo esos errores que he cometido, que de mayor o menor grado siempre han dado quebraderos de cabeza a la gente que realmente quiero y que en estos difíciles momentos son los único que de verdad están ahí, mi familia. Del resto, ¿Alguien los ha visto? ... En definitiva, sólo puedo pediros perdón por no escribir cosas bonitas y positivas porque transmitir tanta energía negativa en estas horribles y mal escritas palabras que he plasmado hoy en mi blog, es lamentable, pero de veras, no me sale otra cosa por el momento. Deseo y espero dejaros de aburrir, dejaros de dañar con estas frías y desagradables letras, con estos pensamientos tan poco divertidos a la mayor brevedad, pero por el momento, esto es lo que puedo dar.


Lo siento. Un abrazo.

...