domingo, 9 de enero de 2011

¿Espacios sin humos o sin gente?


Por cambiar, está cambiando hasta el "modus operandi" de la gente que sale a tomarse una copa. Ahora resulta que como queremos ser súper modernos, súper Europeos y súper sanos (me parto...) pues ahora para tomarte una copa y echarte un cigarro, no te queda otra que hacerlo en tu puñetera casa, puesto que para poder disfrutar de un cigarrillo no te queda otra que salir del establecimiento público, haga frío calor, llueva o nieve... ¿Qué es es esto?Si hay más gente en la puerta de los garitos que en los propios antros donde antes la gente se perdía entre el humo del cigarro, las luces estridentes y los mareos post-alcohólicos... Todo cambia y la realidad es que deja de tener todo bastante encanto. Lo único bueno es que llegas a casa con algo de olor a perfume aun, y el pelo no se te ensucia tanto ni la ropa huele a garito, pero por lo demás, está todo perdiendo demasiado encanto...