martes, 28 de junio de 2011

¿A quien no le ha pasado?


¿Por qué no podemos hacer lo que de verdad queremos hacer? ¿Por qué nos hacemos tanto daño si de verdad estamos deseando vernos? Situaciones inexplicables, tenemos que poner las cosas difíciles y pasar de ellos pero si pasamos de ellos ¿cuando disfrutamos de ellos? ¿Cuando la sinceridad se convirtió en mala? Debemos de esconder cosas, ser frías, picaras, "malas", pasotas y engañarlo creyendo que no lleva el control de todo para que no salga huyendo y tenga un reto para entretenerse... ¿desde cuándo se hacen las cosas así? Hoy en día una mujer no puede ser sincera y debe de esperar a que el la llame para que este no se asuste si esta lleva la delantera. Debe de ser algo difícil para que el tío entre en un círculo vicioso, atrayente que termina por atraparlo. De ahí que las zorras siempre tengan los tíos a pares, de ahí que las que somos sinceras no nos comamos ni un colín y después se alarman si dices que estas soltera "¿Soltera tu? No me lo creo, porque quieres".
Por favor, dejemos el cinismo a los verdaderos cínicos y vivamos la vida sin preocuparnos de mucho más que vivir el momento, ¡que son dos días!
Si, necesito sentir un hombre sobre mi ¿se nota mucho? Pero es que no se qué le pasa a los hombres, ¿desde cuando la inteligencia y el sexo no se llevan bien? Un tío inteligente ¿no folla? ¿Hola? Por favor, me voy a volver ¡loca! Y como si una ley de Murphy se tratara… échate novio y tu móvil arderá a llamadas y mensajes, ¡que rabia!
En fin, queridas solteras bajo este sol veraniego… solo nos queda esperar a que un hombre inteligente (quedan pocos…) quiera “mmmmm…”
Y por último, a mi frase de “soy simpática e infollable” mentira, soy follable y ya os contare algún día porque digo esto….



...

No hay comentarios: