lunes, 2 de mayo de 2011

La crisis ha llegado a los besos....

Echo de menos los besos de Hollywood. Ciertamente debo echarlos de menos porque hace mucho que no los veo en las películas, porque de dármelos a mí, ya ni me acuerdo... (Lamentable).
¿Qué ha pasado?¿Quién ha dicho que los besos ya no son tan importantes como el resto de los acercamientos íntimos, en cualquiera de las citas que se puedan tener? ¿Acaso les hemos quitado el valor que siempre han tenido?¿No es el comienzo de todo lo demás?¿Acaso te casarías con alguien que besara fatal? Reivindico los besos de verdad, esos que se dan con cariño, donde se nota que existe sentimiento, no esos besos asquerosos donde solo se ven lenguas, babas y demás fluidos, mientras él abre los ojos mirando el culo de la que pasa por al lado... No, esos no, quiero besos de verdad, los echo mucho de menos...
Repito no ya que me los den a mi, que bueno si hay alguno que se ofrezca, no hay problema, (jaja) pero tengo ganas de verlos más, por la calle,en el metro, en los semáforos, en los films de amor o incluso cualquier noche en algún garito oscuro del centro, porque todos los que veo últimamente, son realmente poco motivadores, al menos para mí. LA GENTE YA NO SE BESA, ¿Qué está pasando?¿Estamos en crisis de besos también? ...
Sin más sólo quería decir eso, que a ver si nos besamos más y mejor, que al fin y al cabo es de las cosas más bonitas que se pueden hacer y en los tiempos que corren, sin duda y argumento por qué: Son gratis, generan Endorfinas (la hormona de la felicidad), adelgazan (cuando son intensos y te ponen nerviosa/o), aumentan la autoestima, generan la salivación perfecta para el aparato digestivo, y encima te vas a dormir con una sonrisa de oreja a oreja... ¿Qué más podemos pedir?




Hala, a BESARSE TODO EL MUNDO y punto...

No hay comentarios: