lunes, 21 de febrero de 2011

¿Por qué le llaman amor cuando quiere decir sexo?



Sigo con el runrún del “amor” y como escribí en mi post anterior... en huelga de sentimientos.

El AMOR…ese sentimiento que no se sabe muy bien qué es y que muchos confunden con el SEXO. Porque el AMOR no existe verdaderamente y si existe NO DURA...si me apuras casi dura más un orgasmo, o por lo menos sale más a cuenta porque uno se lo pasa mejor y puede repetir las veces que quiera. Ya me se lo de la planta que hay que regar, pero después de tropecientos años, más que planta, eso ya se convierte en un catas lleno de pinchos.

Con el amor se sufre mucho y con el sexo no se suele sufrir (a no ser que no lo practiques claro, en ese caso se sufre un montón)

Mis amigas dicen que el sexo da alegría y nunca he visto una definición mejor. Estoy completamente de acuerdo. Alegría con algunos, porque con otros, dan ganas de decir: “¿y la salida de emergencia por donde la tienes?

Ya os he comentado en otra ocasión que mi psicoanalista dice que el deseo sexual es el motor de nuestra existencia y es verdad. Eso lo saca del Dr. Freud, señor al que me hubiera gustado conocer y que seguro que era impotente o la tenía muy pequeña...algún problemilla tenia que tener para pensar como pensaba.

El amor no es más que quererte acostar con una persona durante muchos años seguidos...eso es... (Ya te tiene que gustar para eso) y cuando se te pasa, pues el amor ya se acabó y hay que buscar otra persona con la que te vuelva a volver a apetecer dormir un montón de años…y a ver de dónde la sacas tal y como está el percal.

Porque para C y P (copa y polvo) vale cualquiera pero para 3000 copas y 3000 polvos pues hay que bajar a la mina, como quien dice. Ya tienen que hablar y eso.

Yo en esto del amor, como ya he pasado por ello, pues diferencio tres fases: la de agilipollamiento (la más guay, en la que parece que te hayan dado con un pedrusco en la cabeza), la de la estabilidad (esta es como una etapa valle en la que se va a la compra, se tienen hijos y se hacen reformas en la casa) y la de desencanto/indiferencia (la más chunga, en la que eres tú la que quieres darle con un pedrusco en la cabeza a la otra persona)

Yo por mi estaría todo el día en la fase de agilipollamiento, porque es cuando mejor se pasa...luego todo va decayendo. Si ya sé que hay gente que dice: “bueno mujer, cuando pasan muchos años tienes otras cosas: el compañerismo, la compenetración, la complicidad, el entenderte con una sola mirada... ¿Cómo? pero es que entonces mejor agenciarse un Pastor Alemán que es menos problemático que un marido, se le entrena en dos meses y siempre está a tus pies, que es como todos los hombres deberían estar. A algunas les lleva años entrenar a sus maridos para que pongan una lavadora, con qué...

Yo tengo una teoría curiosa con esto del amor. Creo que está directamente ligado con la atracción física que una persona ejerce sobre ti.

Lo que sí está claro es que en asuntos de amor, las tripas ganan siempre a la cabeza...Ya lo decía Quevedo: “El corazón tiene razones que la razón no entiende”

Tampoco entiendo a la gente que dice que se fue enamorando poco a poco. ¿Cómo es enamorarse poco a poco? ¿Primero te gustó un pie? ¿Después una mano? Para mí el amor es como un choque de trenes, o eso está o no está y eso ya lo sabes desde el primer momento que ves a una persona: miles de flechas la apunta y es cómo si alguien la hubiera marcado con un rotulador fosforito que pusiera: “éste es”, “éste es” Alarma Nuclear.

Ni entiendo a la gente que dice que el sexo no es importante en su relación y que valora más otras cosas ¿qué cosas? ¿La comprensión? ¿El cariño? ¿Que me escuchen? Perdona, pero para hablar, que me escuchen y que me comprendan ya llamo a mi madre o quedo a comer con mi mejor amiga.

A mi todo eso no me importa…yo sólo pido tres cosas: que sean guapos (o que a mí me gusten) que me hagan reír además del sexo salvaje, claro. (Creo que una vez hubo un hombre así en el Hemisferio Sur pero fue abducido por un platillo volante)

Razones por las que el sexo gana al amor

-Es más fácil pasar una noche de sexo salvaje que una noche de amor salvaje.

-El amor sale muy caro y el sexo es gratis.

-El amor es un plan y el sexo es un fin en sí mismo.

-El amor es lento y trabajoso y el sexo es rápido y fácil.

-Sólo tienes dos o tres grandes amores en tu vida y muchísimos machamos grandes orgasmos.

-El sexo está en todas partes y el amor se esconde en sitios raros.

-El amor provoca celos y el sexo no porque generalmente no nos acostamos con varias personas al tiempo (qué lástima) y es imposible celarse al menos en ese justo momento.

-El sexo sin amor es guay pero el amor sin sexo ni es amor ni es nada

-El amor está permitido y el sexo está prohibido

No sé...se me está yendo la olla ¿qué es mejor? ¿Qué nos hace más felices? ¿Existe todo a la vez? y si existe ¿cómo se hace para que dure?

...

No hay comentarios: