viernes, 27 de agosto de 2010

CAMBIOS Y REFLEXIONES.....


He decidido este año no celebrar mis 25 cumpleaños y con eso quiero también dar a entender a todo el mundo que no quiero felicitaciones, tartas, regalos ni demás cosas que hagan referencia a un cumpleaños. No quiero sorpresas, muchos de vosotros sabéis que no me gustan nada las sorpresas y meditándolo mucho y viendo el panorama quiero que se respete mi decisión por favor.


Hoy he aprendido muchas cosas buenas y otras no tan buenas, he tenido sorpresas amargas y sorpresas alentadoras que me han hecho reír. ¿Qué mal he hecho para recibir este mal? Muchas veces nos preguntamos él porque de las desgracias o las malavenidas pero no obtenemos respuesta alguna.
La gente actúa por impulsos y algunos actúan sin tener conocimiento de sus propios actos, después de 7 años he comprobado que la amistad que tenía con algunas personas que realmente las tenía como “familia” no lo eran tanto. Cuando te surgen problemas de salud, familiares o problemas de cualquier otra índole podemos comprobar quien está de nuestro lado, quien pregunta, quien se preocupa y quién no. La gente que no merece la pena tenerlos como amigos no porque los catalogues como tal si no que con el tiempo se han catalogado como conocidos que se cruzan en tu vida para pasar unos buenos años caducos. Hoy ha llegado la caducidad de esos años con determinadas personas.
Y os pregunto yo ahora, tenéis en Madrid a una amiga que más que una amiga es una hermana para vosotros y de pronto sales un día de fiesta y te la encuentras en Alicante, sin avisar… de sorpresa ¿Qué pensáis? ¿Cómo os sentiríais? Yo me sentí fatal pero como cualquier otro momento peliagudo puse la otra mejilla y pensé que fue un descuido o cualquier otra “chorrada” que no venia ni a cuento.

Bueno nuevamente aviso a navegantes se prohíben felicitaciones, tartas, regalos y demás cosas. Este año no voy a celebrar mi cumpleaños y no quiero que hagais nada de nada, sabeis que odio las sorpresas. Gracias.