jueves, 27 de mayo de 2010



Hoy un gran día de playa en los Arenales!
Por unas horas se me ha olvidado mi EMPANADA mental....



....pero el agua no podía estar más fría....


....y los aviones vOlando sobre mí, me recordaban al Bora Bora!!


Gran tarde de reflexión en los Arenales del Sol....





 
...

E de Empanada....MENTAL!

Chispean hombres en invierno y llueven en primavera. Hoy he visto el tiempo y han dicho que va a llover por la comunidad Valencia y pienso yo…. ¿más?
El tema “hombres” es una gran EMPANADA mental, una mala droga que te deja tocada, un mata neuronas a corto plazo, un sin sentido que a veces te tiene por las nubes y otras bajo suelo. Quisiera entenderlos ¿son tan simples como dicen ellos que son? ¿O simplemente una herramienta más de laborioso plan de conquistarnos? Solemos decir que no tienen apenas neuronas ¿deberíamos de descartar el plan laborioso y verdaderamente centrarnos en “son así de tonto y punto”? Muchos de ellos se hacen los tontos pero tarde o temprano se les pilla y hay otros que son tontos y no hay necesidad de pillarlos, se ve. Algunos no engañan porque no saben y otros lo hacen pero son pillados, ¿podemos seguir manteniendo que el hombre es inteligente y tiene opciones suficientes para llevarnos a su terreno? ¿Por qué caemos tan fácilmente? ¿Es ese Su-Sasa-Su que no se ve?
Las mentiras son fáciles de detectar una mirada, una sonrisa leve que dura menos de dos segundos, la rapidez y la tardanza en contestar y ese tan típico “me han pillado ¿ahora qué digo” de tragar saliva. Todos estos gestos y muchos más son irremediablemente inconscientes. Podría estar toda la noche analizando a un tío de preguntas simples a preguntas que de verdad me interesen ¿pero podríamos estar toda la vida analizando cada gesto, movimiento de una persona? Soy muy observadora pero muchas veces se me escapan cosas, algunas por cuestión de distracción y otras porque hay gestos que son más rápidos que la propia visualización humana. Recuerdo la última vez que salí por Elche, estaba hablando con un chico y de golpe me pregunto ¿me estas analizando? Y le conteste… ¿tanto se nota? Me quedo embobada analizando cada gesto, no aparto la mirada y me gusta.


La mirada es el espejo del alma, ¿no? Pues miremos nos para saber lo que sentimos.


...