jueves, 29 de abril de 2010

Un secreto a gritos....

Ahogándome en un vaso que no tiene ni gota de agua, las circunstancias me tiran desde las alturas y sin paracaídas. Son momentos que no le deseo a nadie pero sí que es verdad que en alguna ocasión me gustaría que más de uno/a se pusiera en mis zapatos. Angustia, vómitos, mareos, ganas de llorar, temblores, parálisis y el corazón a punto de salirse, como si de un infarto se tratará. Una gran impotencia que hace que años de sacrificio y dedicación a mis planes de futuro los mande a la mierda. Desde mi blog quiero dar mi apoyo a todas esas personas que como yo sufren de Agorafobia y no se pueden valer por ellas mismas, desde aquí pido comprensión y apoyo a todas las personas que al igual que yo necesitan ayuda y dedicación. Llega un día sin más, no sabes muy bien qué te pasa y piensas que “te vas a morir”, después el miedo se va apoderando de ti “lo he sufrido, sé que es y me va pasar otra vez” te repites una y otra vez mientras el miedo te va ganado terreno. Te pasas los días en casa si querer salir, durmiendo, leyendo o en mi caso… escribiendo. Después de varios meses sin hacer vida normal quedándote sin amigos y viendo como corre el tiempo en tu contra, te derrumbas y te preguntas ¿Por qué yo? Necesitaba desahogarme y escribir esto que llevo guardando mucho tiempo, camuflándolo para no dar pena, sufriéndolo días tras días y pesando que la cosa no avanza....




Lo peor que te puede pasar es estar sola entre tanta gente....