martes, 13 de abril de 2010

Tengo atracción fatal hacia él....


Esta siendo una semana extraña la verdad, estamos a martes y me veo en la obligación de escribir sobre este tema. Varias conversaciones intensas con diferentes personas sobre él me han hecho reflexionar. LA ATRACCIÓN FATAL todos la hemos vivido alguna vez, es la atracción que se puede llegar a tener hacia un tipo, esta se puede encontrar dentro de la Teoría del Caos y tema del anterior post.

Entre mis amigas hemos llegado a la conclusión de que sin duda es una experiencia maravillosa por un lado, porque es algo irracional, sin explicación y que no es necesario que esa atracción sea correspondida por ambas partes, mientras la sientas tú es cuasi perfecto y por otro lado el miedo que todas tenemos de que esa atracción se convierta en deseo, ese deseo en enganche y ese enganche en sufrimiento. “¿Qué te gusta de él?” Muchas veces has oído de tu alrededor esta pregunta y mi respuesta siempre es... “No me preguntes porque no lo sé”. Es algo que viene de repente, es un “no sé qué” que te atrapa. El amor no entra nunca en esta clase de relaciones. Normalmente es el tío el que lo tiene muy claro, el que solamente ve en ti un físico el cual entiende para pasarlo bien y un coco agradable con el que compartir un par de conversaciones edulcoradas con un par de copas de vino, lo que viene siendo un pasatiempo… La realidad es que a pesar de entender que hay hombres que a pesar de que cumplen todos o casi todos los requisitos para ser tu pareja ideal, jamás lo llegarán a ser puesto que probablemente el interés de uno no se parezca al interés que tenga el otro. Nunca me había pasado el engancharme a un tipo de esta manera tan extraña. Nunca me había ocurrido soñar despierta con imágenes que he vivido con él, nunca me había pasado que cada vez que le veo aunque sea en fotos se me erizan los pelillos de la nuca y me entra un pequeño escalofrío por la espalda... Y todo esto aún a sabiendas de que o controlo mis sentimientos o sino como dice Sonia muchas veces… voy a cagarla otra vez, como de costumbre. Supongo que tener tan claro por su parte que es un viva la virgen, que su única prioridad al día de hoy es tener un trabajo, tener pasta para viajar y hacer un millar de cosas con sus colegas (aparte de golfear), hace que me cueste más equivocarme, me cueste menos no engancharme a alguien así, en definitiva me lo repito a diario para no olvidar que eso no lo quiero en ese hombre ideal que he diseñado para mí. Está claro que busco otro tipo de cosas en un tío, al menos en un hombre que pueda acabar siendo alguien especial en mi vida. Aun así sabiendo claramente lo que él siente, lo que él opina y dejándome clarísimo desde el primer día que cuando asiente la cabeza lo hará con una tía completamente diferente a mi... Me sigue siendo difícil dejar pasar un día entero sin que su nombre no me venga a la mente en algún momento.

¿Pero seré capaz de acordarme de él y que no se me ericen los pelillos de la nuca? ¿Seré capaz de reprimir mi admiración, mi deseo y mis ganas de seguir sabiendo de él para no cagarla? ¿Acaso seré capaz de entender algún día por qué le parezco tan de pm pero jamás se plantearía asentar la cabeza con una tía como yo? ¿Si no la hubiese cagado hubiésemos seguido con ese buen rollo o también se hubiese cansado de mi?... Son un millar de preguntas que me vienen a la cabeza, que creo que jamás les daré ningún tipo de respuesta y que simplemente intentaré, aunque sea por primera vez en mi vida, entender que hay hombres maravillosos que pasarán por mi vida sin más, a los cuales sólo me quedará la opción de "Echarles de menos...". Supongo que el tipo con el que yo asiente la cabeza aunque no me atraiga tanto, aunque no le desee de esa forma, aunque no adore estar horas y horas de charla con él, aunque no desee tanto raptarlo y llevármelo de viaje al país más lejano del mapa (como me pasa con él) supongo que me dará alguna otra cosa que me hará conformarme... Y cuando me ponga a soñar despierta al menos tendré a mi Mr. Big particular, sin duda soy una tía con suerte, yo sí le he conocido.

No sé si leerá mi Blog, aun así hoy necesitaba escupir esto que siento por aquí dentro. Qué difícil es esto de entender a los hombres, qué difícil es encontrar a un hombre que reúna tantas cualidades juntas, que sea un tipo tan especial... Cuánto me cuesta ilusionarme de alguien espectacular como él y cuando lo encuentro sólo me queda la sensación de que acabaremos "Echándonos de menos para siempre" y probablemente la típica mujer mucho más lista que yo, recatadita, con cara de no haber roto un plato y de familia religiosa será la que se lo lleve al huerto, porque está claro que ese rollo... no sé muy bien por qué, acaban buscando todos los tíos que han sido unos golfos toda su vida.

Quizás por eso sea hoy más consciente que nunca de que necesitaría para mí un tipo libre, con ganas de viajar, vivir, culto, con ansias de crecer profesionalmente, con ilusión por entendernos, respetarnos, apoyarnos en los malos momentos, que nos admiremos, que nos gustemos a rabiar, que deseemos tocarnos en cada esquina, que queramos exprimir los buenos al máximo, disfrutar del dinero en conjunto e intentar divertirnos a tope hasta el final de nuestros días, al fin y al cabo eso es en el fondo lo que ando buscando yo...
¿Algún candidato? Jajaja….



¡Pese a todo gracias Mr. Big por existir!