domingo, 21 de marzo de 2010

Ya llego la primavera...


Esa extraña estación donde el polen vuela a nuestro alrededor como si alguien le hubiese dicho que hacía falta, las alergias comienzan a hacer de las suyas, los mocos, el picor de ojos, estornudos y sensación de cansancio nos envuelve como si tal cosa, el calor comienza a despojarnos de las ropas, las nubes repentinas se toman la justicia por su mano para hacer que llueva en cualquier comunión, boda, bautizo o simplemente cuando estrenas esas sandalias tan ideales que estrenas una noche de sábado... En fin que todo es genial en Primavera,
los animales comienzan con sus ritos de apareamiento, los tíos padecen tortícolis con asiduidad puesto que no dejan mujer sin escanear, cualquiera que pase por la calle será víctima de sus miradas calenturientas donde intentan adivinar si debajo del tirante de la camiseta que llevas hay lo que se supone que hay, y es que la primavera es lo que tiene, se revolucionan las hormonas, la testosterona comienza a trabajar, puesto que durante toda la época invernal se encuentra escondida esperando salir a la caza de alguna muchachita que quiera pasarlo bien. Época en la cual florecen los capullos =)

No obstante no sólo la testosterona hace su función, el a lívido también corre por nuestras venas como Pedro por su casa, si normalmente ya trabaja noche y día sin descanso (al menos en mi caso) en primavera se vuelve rematadamente loca. Hablando de locos, tampoco es buena época para las personas con problemas psicológicos (ósea todos nosotros) puesto que los cambios de tiempo y alteraciones hormonales perjudican la estabilidad y el equilibrio neuronal, lo que significa que es más probable padecer crisis psicológicas en esta época del año, tan fantástica y maravillosa.

“La primavera la sangre altera” Creemos que después de todo un invierno con los sentimientos invernando, viene la primavera a solucionar todos nuestros problemas emocionales. Este refrán se dice una y otra vez, de boca en boca, lo podemos escuchar durante estos meses.

“La primavera la sangre altera! Dicta el refrán pero… en realidad la primavera no altera nada sino que lo alegra todo. Es en primavera cuando despuntan las ideas, florecen los romances, emergen las pasiones… La primavera erotiza nuestra mente. ¡Aprovechémoslo!”

Pensamientos, reflexiones de todo tipo y color para cualquier espectador ¿Te gusta la primavera? ¿Nos enamoramos más en esta estación? ¿Y si todo esto es verdad por el tema hormonal y demás teorías, porque San Valentín es el 14 de febrero? Creo que tenemos unas altas expectativas puestas en esta estación del año cuando nos podemos enamorar, ser felices y alegrar en cualquier época del año.

¡¡Me encanta la primavera!! Y espero de veras que venga lo más pronto posible el verano. Sin duda es una época un tanto extraña donde uno no sabe ni qué ponerse, ni cómo acertar con los zapatos, sólo por eso ya merece la pena que venga cuanto antes ese veranito caluroso, que cualquier trapito que te pongas, coges algo de color y siempre te queda ideal...



Finde familiar, preguntas para joder y demás reflexiones....


El viernes estuve comiendo con la familia, celebrando el cumple de mi madre, el día del padre, el aniversario de mis padres y como de costumbre en ese tipo de reuniones, comida por doquier, bebida a discreción y mucho parloteo... Entre otros temas se habló de la dificultad, primeramente de encontrar alguien afín a uno y seguidamente, de lo complicado, tras pasado el enamoramiento, que es cuidar y mimar una relación (sin meternos en temas de convivencia, que sin duda es un tema aparte...) que el tiempo va desgastando y erosionando al ritmo que nosotros decidimos, está claro. Salió como siempre la típica pregunta de ¿Sigues soltera? A lo que yo respondo siempre con muuuuucha educación pero mandando un poquito a la mierda… -No, ¿eso qué es? Tú pregúntame por cosas triviales e importantes en mi vida como mi carrera y mi trabajo- Este año he vuelto a callar bocas pero el año que viene la familia de mi madre volverá a joder con la misma pregunta.

La verdad es que con el tiempo conoces a las personas, compartes tanto llantos como risas, ilusiones y decepciones, un cocktail enriquecedor si a pesar de todo y gracias a todo ello, la pareja sigue adelante y se refuerza. Es realmente GENIAL, todos tan contentos... Pero qué ocurre cuando la relación pasa por altibajos continuos, ¿Qué pasa cuando las desilusiones, los llanos y las peleas se hacen el pan de cada mes? Quiero decir, no hay un mes que pase sólo con risas y buen rollo, sino que debe aparecer una semana, que machaque todos esos momentos de felicidad y de cariño entre ambos (perdiendo así una pizca de ilusión con cada grito, cada mirada o falta de respeto, poco a poco va menguando en amor) Es una situación difícil, bajo mi punto de vista, la definiría como Autodestructiva o Sadomasoquista. Lo peor es que, a pesar de saber y aceptar este tipo de situaciones, no eres capaz de tomar una drástica pero eficaz solución, sino que te limitas a taparte los ojos y a seguir con todo, intentado quedarte con lo exclusivamente bueno (a pesar de que es escaso y siempre insuficiente) y haciendo oídos sordos a los consejos (en muchas ocasiones consejos sin demanda previa) que te dan las personas que te quieren y que están a tu alrededor (con toda su buena intención). Te limitas a explotar, a llorar como una descosida y a intentar dormir, por consiguiente parece que la angustia se pasa al ver amanecer y en cuanto suena el teléfono, corres como una posesa a cogérselo, con voz dulce y con unas ganas de terribles de volver a verle... ¿Acaso este tipo de comportamientos no son absolutamente dependientes? Incluso me atrevería a decir que son obsesivos....
En fin torres más altas han caído, pero es duro darse cuenta de que alguien ha conseguido manejarte, controlarte e incluso hacer de una, lo que ha querido sin preguntar con antelación... "La decisión está en tu mano...Qué fácil parece ¿No?"
Sin duda habrá que pensarse muy mucho el comenzar una relación a corto plazo al tun-tun... las consecuencias si sale mal, sin duda son resacosas y difíciles de superar...

¡¡No quiero un amor light edulcorado con sacarosa…!!

¿Es rentable esto de enamorarse? ¿En porcentaje, ósea en términos relativos es un negocio rentable? ¿Merece la pena?

¿Está de moda creer en el AMOR? I don´t Know... May be Yes... ¿Or not?