jueves, 21 de enero de 2010

¿Intimidación?

Cuando un tío dice “me intimidas” ¿te está mintiendo o es verdad que le intimidas? ¿Qué razones hay para ello? ¿Yo puedo llegar a intimidar a un hombre? Todo esto me parece surrealista, soy una chica explosiva pero que no llega a explotar, me habían dicho cosas pero de ese calibre, no. Y Discrepando creo que muy explosiva no soy, más bien me considero poca cosa pero eso de explotar, que no os quepa duda que un día de estos puede que explote pero por razones naturales porque una no es de piedra.

Según mi queridísima amiga la RAE el término intimidar quiere decir:
Intimidar.
(Del lat. cristiano intimidāre).
1. tr. Causar o infundir miedo.
2. pl. Entrarle o acometer a alguien el miedo.

Entre unos y otros la casa sin barrer, causo o infundo miedo sobre los hombres ¿les acometo con mis armas de seducción? Yo ya no se que hacer ni que decir, en esta sociedad no hay cabida para tías que digan las cosas claras, ¿las claras ahuyentamos a los hombres por decir lo que pensamos? ¿Y si lo que pensamos es lo que ellos realmente quieren? ¿Qué problema hay? Mi problema sigue sin tener solución, con lo fácil que es 1+1=2 y siempre me da 0. ¿Las mujeres debemos de ser sumisas y esperar a que ellos den el primer paso? Si nosotras avanzamos hacia ellos por lo que he podido observar ellos van retrocediendo a la misma vez y en ocasiones la resolución de d=4´11√h… puede dar ∞. ¿Cómo podemos acortar las distancias entre dos personas que se “gustan”? Como diríamos en medicina forense no me estoy cayendo, directamente esto es una precipitación; pregunta de examen: diferencia entre caída y precipitación, en la caída el sujeto se encuentro en el mismo plano y en la precipitación el plano es diferente, se encuentra a más altura. No se nota que estoy aun de exámenes, ¿no? Tengo poco tiempo para estudiar y mucho menos para escribir pero veía la necesidad de plasmar todo lo que hoy he visto, oído y leído.

Otra cosa quería aclarar en base a mis notas y las interpretaciones que la gente saca de ellas. Soy una chica normal y corriente, no estoy desesperada ni tampoco tengo siempre el mono tema en la cabeza, no solo escribo de relaciones simplemente da la casualidad de que en estas semanas he ido analizando la reacción de determinado individuo que todos ya lo conocéis como “el chico de la pecera” que por cierto, el otro día me dio saludos para todos los que me leéis, que mono….

En fin serafín voy a seguir estudiando “Protección Penal de intereses públicos” o algo así…