lunes, 9 de agosto de 2010

Nadie es imprescindible para nadie....

Los años me acaban dando la razón, efectivamente Nadie es Imprescindible en la vida de otro nadie. Es algo que siempre me ha costado asumir, siempre he sentido que es una frase realmente dura, áspera y que se pega de cabezazos con mi apego hacia las personas. Sin embargo supongo que la madurez, el comenzar “desde cero” de todo y de todos, hace que vayas asumiendo que la "soledad" es la única que nunca te abandona, en ninguna de las circunstancias de tu vida y nunca viene mal tener tus momentos de soledad para pensar y meditar.

Los amigos, como dice mi madre, van y vienen, las parejas exactamente igual, la familia es la única que realmente siempre acaba estando ahí y como no podía ser de otra manera, tú mismo, por eso no debes fallarte. Nacemos solos y morimos solos y a lo largo del camino nos vamos encontrando con personas a las cuales queremos, nos apegamos... Pero como me enseño alguien que quise mucho en su momento, en el fondo todos vamos a nuestra bola, tanto es así que el egoísmo, como decía ella, es parte de nuestra genética, con lo que mientras "me convenga" que estés en mi vida, estarás, y cuando me canse o dejes de hacerme falta, pasaremos al siguiente. Es realmente triste ver las cosas así... ¿Dónde quedan las experiencias, el cariño, el apego o las vivencias que has tenido con todas esas personas que como tu se supone que están cargadas de sentimientos...? ¿Dónde quedan los esfuerzos y las acciones hechas por y para los demás...? ¿Acaso eso no cuenta? ¿Acaso solamente nos movemos por interés haciendo siempre lo que nos viene en gana?

Reconozco que la he debido de cagar toda mi vida, porque está claro que las decepciones dentro del campo del amor y de la amistad, al menos en mi caso, han sido brutales, y lo peor es que creo que como no cambie seguiré comiéndome este tipo de situaciones que realmente me dejan fulminada. No entiendo porque las personas que quiero, que cuido y que intento hacerles la vida más fácil por una lado o por otro se acaban despegando de mi, está claro que el problema debe ser mío, algo no debo estar haciendo bien cuando siempre, y digo siempre, acaba ocurriendo lo mismo con la mayoría de las personas. Son siempre ellas las que deciden desaparecer de mi vida, pasar sin pena y sin gloria, hayamos vivido lo que hayamos vivido y si te he visto no me acuerdo... ¿Por qué pasa esto? ¿Acaso esto va a ser así siempre...? y la frase:"Yo estoy aquí para quedarme..." Siempre ha sido mentira ¿¿¿Verdad??? Es obvio que todas estas desilusiones y malas experiencias me hacen aprender, aprender a no confiar, aprender a no abrirme y a no dar todo a cambio de casi nada... Porque obviamente la ecuación acaba dando negativo por algún sitio.

Resulta que estoy en un momento de mi vida donde paso bastante más de las cosas, dejo que las personas de mi alrededor actúen en consecuencia aceptando tal cual todas y cada una de sus decisiones sin protestar, sigo con mi vida tal cual intentando que no me afecte absolutamente nada. La melancolía, el apego o el pasado solo me pasan malas pasadas y me traen tristeza, con lo que me limito a pensar en el presente, disfrutar a tope con mi Carpe Diem y seguir procurando que mi vida siga impoluta, intentando por favor que nada ni nadie me la altere, ya que bastante me está costando llegar a un equilibrio personal, para venirme abajo por los problemas de otro alguien o simplemente por las decisiones que toman otros, donde está claro que yo ni pincho ni corto.
Estoy segura que las personas que deciden desaparecer de mi vida de motu propio, en el fondo o quizás en algún momento de su vida, acabaran echándome de menos y es que se y soy consciente que soy buena persona, pero lo que sí que se es que soy, es BUENA AMIGA, eso no me lo puede discutir nadie, con lo difícil que es encontrar a alguien que realmente te trate bien a cambio de nada, que te cuide y que disfrute de tu compañía ... Entiendo que en algún momento se tienen que acordar de mi con morriña... Teniendo en cuenta que eso es lo que he hecho yo con toda la gente que he tenido a mi alrededor en algún momento de mi corta vida.

Así que con que en algún momento alguien de todas esas personas que han pasado y pasaran por mi vida de aquí en adelante, me eche de menos y me añore con cariño... Me será suficiente para ratificar lo que parece que empiezo asumir ahora, nadie es imprescindible en la vida de nadie, la vida nos lleva a rodearnos de quien queremos en cada momento y nos movemos como elegimos en cada caso, por lo que ni quiero ni puedo obligar a nadie a que quiera disfrutar de su tiempo libre conmigo ya sea como amigo/a, como colega de parranda o como pareja... Yo no soy nadie para obligar a nadie a nada, solamente me tengo a mi misma para obligarme a mí a lo que considere oportuno y ahora mismo, me obligo a no alterarme por nada ni por nadie, intentar asumir los problemas con la mejor de las sonrisas e intentando buscar soluciones, exigirme para conseguir tener una vida mejor por y para mí y cuidarme, al fin de al cabo sino lo hago yo no lo hará nadie... (Eso lo tengo claro). No me puedo permitir el lujo de olvidar todo el trabajo que me está costando centrarme, empezar a pesar en mí y luchar por mi... Ya está bien de acarrear todos los problemas que escucho porque esta claro que no soy capaz de dar solución a todo ni a todos.

Me parece bien en el fondo, que las personas que han pasado por mi vida de algún modo u otro acaben desapareciendo, supongo que no doy mucho más de si... Que no soy perfecta, que debo exigir muchísimo y que no debo ofrecer tanto como para seguir ahí. Mi terrible carácter debe ser el culpable de que no me soporten o simplemente mi debilidad personal para todo lo que tenga que ver con afecto o sentimiento, pueda sin duda, repudiar a mucha gente dura y fuerte que no toleraría en ningún momento muchas de las cosas que yo he tragado porque no he sabido decir "No". Está claro que tengo un millón de fallos, que tengo muchas cosas que pulir que no soy ninguna niña y que probablemente acabe mi vida sola, pero ciertamente es algo que no me preocupa, al menos al día de hoy. Entiendo que si tiene que ser así, así será y mientras seguiré haciendo mi vida, disfrutando de todo lo que esta me ha regalado y punto... Es mi obligación tomarme la vida de esta manera, sería injusto hacerlo de otro modo...

Sin más solo me queda dar las gracias a todas esas personas que han pasado por mi vida, porque supongo que gracias a ellas hoy puedo asumir y aceptar:


¡¡ Que NADIE es Imprescindible en la vida de otro NADIE !!


No hay comentarios: