lunes, 5 de abril de 2010

¿Una llamada en tiempo de descuento?


Cuántas veces nos hemos visto en la situación de tener el móvil en la mano e incluso de estar mirándolo fijamente encima de la mesilla de noche, pasan los minutos, sigues esperando a que suene, da igual una llamada que un sms... Sigues mirándolo... Compruebas que tiene batería, que tienes línea... Sigues esperando... y tu mirada irremediablemente se va hacia el puto móvil que impasible, sin vibrar y sin iluminarse sigue ahí como si nada... Tras un rato tiras de él, llamas a una amiga, a una conocida, a tus padres, haces el recorrido de llamadas pertinentes con el único objetivo de dejar pasar el tiempo sin mirarlo, porque mientras lo tengas en la oreja dejas de acosarlo con la retina... Además nunca se sabe si en alguna de estas llamadas puede salirte un buen plan alternativo al que en realidad estas deseando que te propongan... Tras consumir 100 pavos en móvil con la tontería y en escasa una hora, dejas el teléfono con rabia, lo miras de reojo y disimulas viendo la TV o leyendo ese libro de amor pasteloso que tanta rabia te da la protagonista, en tu mente parece Doña Perfecta... Y el móvil... Sigue sin sonar... Y es que cuando queremos que suene normalmente es porque hay alguien que deseas que te llame, te proponga un plan romántico a poder ser y no tengas ni que hacerte derogar... Pero señores... Eso sólo pasa en las películas, porque lo normal es que no suene y si lo hace te llame el típico Buitre de la noche anterior al que le diste el móvil por aburrimiento y para que te dejara en paz y tras identificar la llamada, guardas el número de teléfono con:"No coger, pesado" y volvemos a seguir esperando a que suene...

Lo único que tiene positivo todo esto es que esta obsesión dura un tiempo corto, cuando se van sumando los días y el puto teléfono no suena dejas de darle la importancia que crees que tiene una puñetera llamada, con lo que dejas de observarlo como una posesa y asumes que la gente llama cuando quiere hacerlo... Mientras... Mejor que llames tú y salgas de fiesta...

…una llamada en el tiempo de descuento? No, una llamada que pedía una prorroga…




PD: Cuando vaya chispá quitarme el móvil!!


No hay comentarios: