miércoles, 7 de abril de 2010

¿Evolucionando?

Nuestro mundo cambia constantemente pero ¿nuestras relaciones son inmunes al cambio? Nuestras relaciones no son inmunes al cambio, creemos que son constantes que se mantienen de por vida, pautas a seguir y a repetir, decisiones y errores que nos toman de la mano una y otra vez. Mantenemos que nuestras relaciones no son vulnerables a los cambios de nuestro alrededor pero si, lo son. Podemos salir herido o lesionado, física o moralmente, podemos caernos pero también nos podemos levantar y seguir. Los cambios son buenos en todos los sentidos, estamos continuamente cambiando y evolucionando... En muchas ocasiones esta evolución se debe a ese daño sufrido, nos transformamos gradualmente, cambiamos de actitud y cambiamos nuestra manera de ver las cosas. Nuestro modo de ver las cosas evoluciona y el cambio es inevitable, la única constante es que nada es constante y la mejor defensa es cambiar la forma de afrontarlo.


No hay comentarios: