sábado, 6 de marzo de 2010

Yo también se jugar a: Paso de ti... ¬¬


Ciertamente hace demasiado tiempo que no escribo y es que he estado pensando y meditando actitudes de ciertas personas que no me han gusta nada. Excusas, desaires, muchos feos hacia mi persona que me han hecho reaccionar o al menos como primer paso, me han hecho escribir estas líneas. En ocasiones tengo tanto en qué pensar que me cuesta analizarlo de manera objetiva y dedicarle un poco de tiempo a escribir, leer y por qué no a mí misma. En ocasiones creo que voy más deprisa que el mundo que me rodea y otras, me veo estática e inmóvil. Y Como dice la canción Mi matadero clandestino de Los Piratas “…que le voy hacer si no vamos a la misma velocidad…”

Entre mis pensamientos de hoy hay uno que me está matando. Siempre he luchado contra él, siempre he creído en el amor como un "ente" maravilloso que todos los seres humanos tenemos derecho a sentir, a vivir y a disfrutar. Resulta que tengo 24 palos, he vivido varias relaciones serias, varias amistades con roce y algún que otro rollete y todas ellas me llevan a la conclusión de que el amor como siempre lo soñé, claramente no existe. Es frustrante darse cuenta de una idea tan meridianamente clara. No confío, no siento, no me involucro y resulta que cuando me decido a hacerlo me llevo la hostia de turno que me lleva de nuevo a la misma conclusión. Mirando con algo de objetividad a mi futuro sentimental tengo la ligera sensación de que éste es un poco turbio, diría que casi difuso y es que está claro que no busco mi suerte en este campo porque tropiezo una y otra vez con la misma piedra. Creo que estoy enamorada del amor tal cual siempre lo dibujé en mi mente y no tiene nada que ver con la realidad, las relaciones personales que estoy teniendo, que he tenido y por lo que veo tendré, no tiene nada que ver con lo que un día yo soñé. Parece que como que esto de lo sentimental es una parte básica de mi vida, y sí, lo reconozco así es. No es que sea lo más importante ni tampoco básico en mi vida, pero ciertamente cuando siento algo parecido a eso es como que todo lo demás pasa a un plano secundario, aun a sabiendas que es un comportamiento cuanto menos bueril.

En definitiva una y otra vez sumo otra decepción más a todas las demás que quedan amontonadas en una parte de mi, y es que lo mejor será que me cierre como un mejillón asustado hasta que salga el sol de nuevo en primavera, porque está claro que este frío, estas lluvias y este aire, sin duda no me ayudan a moverme como debería ni a centrarme en lo que realmente es importante: Mi familia, mis amigos, mis estudios, y por supuesto... Yo.

¿Cuándo voy a aprender de una puñetera vez a ser fuerte? ¿Cuándo voy a aprender a no caer? ¿Cuándo voy a aprender a no fiarme de nada ni de nadie? ¿Cuándo voy a aprender a dedicarme a mí en exclusividad? ¿Cuándo voy a dejar de tratar como prioridad a quien me trata como opción?


Yo también se jugar, es fácil y muy sencillo:

TÚ pasas de mí y YO paso de ti…











No hay comentarios: