martes, 26 de enero de 2010

Miedo escenico...


Como mi primera puesta en escena en el Teatro Principal, tengo miedo escénico, no puedo y NO PUEDO. Recuerdo esa extraña sensación que me recorría todo el cuerpo, esos sudores y ese frio a la vez, era superior a mí. Quedaban 10 minutos para salir, mucha gente expectante, hacíamos Don Juan Tenorio y solo me preocupaba las críticas, olvide por un segundo todo lo aprendido que era disfrutar de ese gran momento. Años después me veo envuelta en algo que me lleva a la misma situación, me escondo y huyo de lo que cierta persona me quiera decir, no soportaría ni una palabra más. Me acuerdo de que aquel día me vino mi profesora de teatro a ponerme un cohete en el “culete” y cómo no, salí a escena y pude comprobar que no era para tanto que apenas se veía el público, todo estaba a oscuras como si solo estuviésemos mis compañeros de reparto y yo. Al terminar solo se oigan aplausos, se encendieron las luces y allí estaba mi gente gritando y aplaudiendo. Todos mis miedos se habían ido y en ese momento le puse cara a cada uno de los allí presente, el teatro se quedo pequeño.

La vida es como una gran obra de teatro en el cual cada uno interpreta su papel saliendo una y otra vez a escena, aquel día salí e intérprete un papel ya escrito, seguí un guion preparado. Hoy me encuentro sin guion, sin nada que decir, con el mismo miedo que entonces y sin nadie que me empuje... Me sentare en una butaca al fondo del teatro a ver cómo actúan los demás, hoy después de mucho tiempo seré espectadora.


No quiero salir a escena, esta vez no.

No hay comentarios: