martes, 22 de diciembre de 2009


A veces la vida da tantas vueltas que sin duda puede llegar a marearte. Tanto... Que eres capaz de empezar a ver las cosas tan negras que no entiendes muy bien las instrucciones que te han dado para salir de ese especie de círculo vicioso, estúpido y complejo en el que pareces encontrarte. Yo como todos, he pasado malas épocas en mi vida, y diría que ésta en la que me encuentro no es precisamente la mejor, pero tras ver ciertas cosas a mi alrededor, personas que se derrumban de tal modo que son capaces de plantearse acabar con todo, te das cuenta de que en el fondo mi fortaleza o mi manera de afrontar la vida es mucho más positiva de lo que en realidad imagino cuando ando de bajón.

Últimamente no he parado de pensar aun durmiendo creo que mi cabeza no ha dejado de pensar en lo fácil y bonito que sería todo si las cosas se dieran de otra manera. Hay veces que te crees tenerlo todo bajo control y hay otras que desearías ser la gorda que vistes pasear de la mano con el novio, si habéis leído bien, “gorda y de la mano”. No sé si será que se acercan mis días X o es que de verdad mi cuerpo pide ese tipo de cosas, yo era ANTI-AMOR, anti-mimos, anti-ir cogidos de la mano, anti-todo aquello que podía llevar consigo la palabra amor, cariño, etc., etc.… En fin todo el mundo cambia, ¿no? Pero ahora bien, de que me sirve ser así si no tengo con quien serlo, verdaderamente todo esto es una puñeta, lo único bueno que saco de todo esto y claro sin perder nunca el humor… es que me ahorro un regalo de navidad y otro de reyes, ¿feliz? Puede, que otra cosa puedo hacer si el chico que me gusta me ignora, que puedo hacer si mi vida amorosa no es tan estable como hace unos años pensaba que sería… Mi fortaleza y mi gran humor hacen que mi vida siga, rodeándome de la gente que quiero y me entienden, siempre seré positiva pese a todo lo que escriba, siempre seré positiva por muy mal que vayan las cosas, nunca perderé la sonrisa…



Así son las cosas y así se las hemos contado.
Buenas noches….