domingo, 22 de noviembre de 2009

Cabreada, Agobiada y Desilusionada...

De los mil estados de ánimo que a pesar de estar relacionados, no son exactamente los mismos, y sin embargo he pasado por todos ellos a lo largo de un mismo día. Estoy agobiada, cansada, estresada, desilusionada con casi todo, cabreada, enfurecida, apática, sensible y con mucha rabia dentro. Estaba claro que este desagradable día tenía que llegar, llevaba demasiado tiempo "positiva" y parece que antes o después este estado de apatía irreversible tenía que volver a mi vida, era obvio. Estoy harta de esperar cosas de la gente que aprecio y no recibir ni un 1% de lo esperado, estoy harta de seguir sintiendo tan fuerte y no recibir más que frialdad y ni una puta muestra de cariño sentimental que me dé algo de aliento para seguir ahí y es que estar así es realmente duro para que te tengan en el dique seco durante semanas (con lo poco que me conformo yo además...), y lo peor, no poder en ningún caso diversificar, porque mira que lo he intentado, pero en el momento de dar el paso definitivo, siempre acabo rajándome.

Y yo me pregunto: ¿Me está saliendo todo esto rentable? ¿Acaso llegaré alguna conclusión algún puto día, esto será así siempre? ¿Estoy cavando mi propia fosa de la desilusión absoluta o qué? ¿Por qué lo paso tan mal cada vez que no sé nada de él? ¿Por qué me jode no poder disfrutar de él los fines de semana, nunca?¿Por qué no soy capaz de entender esta clase de cosas que para algunas personas parecen tan fáciles y sencillas y sin embargo para mí son realmente desagradable muchas veces?¿Por qué coño me mido tanto con él y no soy como en el fondo he sido siempre?¿Quizás porque no siento ni un ápice de sentimiento "especial" por su parte más allá que el de la típica colega maja?¿Acaso siento miedo o qué cojones me pasa?...

Estoy cansada de luchar contra los sentimientos de alguien que no sé si otra podrá modificar, seguro que sí, pero lo que está claro es que esa "otra" no debo de ser yo. Esta postura es realmente desagradable, esperar un gesto, un detalle, que se le ocurra un plan chulo para disfrutar contigo, una sorpresa, que haga un puto esfuerzo por y para ti, un simple beso, que surja de él, una caricia, un "algo"... Y ver que o eres tú la que toma las riendas de todo (con el riesgo oportuno de que te vuelva a recordar la puta frase otra vez “no somos nada”) o simplemente seguirás igual y sabiendo que es y seguirá siendo así de por vida. ¿Por qué estoy notando que no voy a ser capaz de conformarme con esto? ¿Por qué tengo ganas de DESAPARECER de nuevo? ¿Por qué en el fondo tengo tanto miedo a tomar cualquier tipo de decisión o peor aún, que la tome él?... Todas me parecen malas y dolorosas, pero la realidad es que tengo la necesidad de relajarme y empezar a pensar en mí de una puñetera vez. Ahora mismo reconozco, por mucho que me fastidie, que solamente tengo ganas de meterme de nuevo en mi armadura y llorar, y sin duda, eso es mala señal. Supongo que mi apatía, mi cabreo y mi desilusión hacen que ahora mismo ni pueda dormir ni mañana vaya tener un día demasiado bueno, puesto que me esperan muchas horas de trabajo, de agobio y todo esto encerrada en un puto despacho en el que no me apetece estar.Estoy cansada de reprimirme, cansada de no recibir "algo más" y sin embargo seguir teniendo la ilusión o la esperanza de que quizás, algún día...Cansada de decirle continuamente a alguien lo importante y lo especial que es para mí, y solo recibir "un simple, eres increíble". Increíblemente idiota debo de ser, de pensar que podía ser él quien me hiciera por fin una princesa de cuento de hadas.No me gusta la posición en la que me encuentro y lo peor es que estoy empezando a pasarlo mal. Hoy me he levantado tarde y mal, está claro que últimamente nunca salen las cosas como espero o quizás como me gustaría que salieran. Lo peor es que en estas situaciones nunca sabes cómo actuar, quizás lo más sensato sería hacer caso a la razón, pero sin embargo tengo claro que en mi caso al menos, es completamente imposible domar mis sentimientos, que siempre han podido conmigo, no olvidemos que soy una tía complemente visceral, pasional e irracional muchas veces...

Sin más solamente espero que al menos esta semana, pase lo que pase a partir de mi terrible día de mañana me sirva para despejarme, para relajarme, para quizás apaciguar mis sentimientos y dejar de sentirme, al menos, tan mal como hoy. Como ya he dicho muchas veces, de verdad creo que me toca empezar a levantar cabeza, creo que me toca que me cuiden, me traten bien, me deseen y lo más importante, me lo demuestren. Debo empezar a pensar en mí, ir a lo mío (como parece que hace aquí todo el mundo), dejar de soñar tanto, desquebrajar un poco mi ilusión y esforzarme lo mínimo por el resto de la peña de la que me rodeo, porque quitando mi familia (ésos nunca fallan) la realidad es que el resto antes o después casi siempre acaban decepcionándome.¿Cuántas desilusiones sentimentales somos capaces de aguantar y a posteriori superar?¿Tendré la oportunidad de tener lo que quiero alguna vez?

PD: Siento mis palabras, siento las formas y siento de verdad tener que soltar este masivo saco de energía negativa, pero ciertamente en ocasiones no me queda más salida que vomitar todo esto, vaciar el vaso del todo, verlo vacío y empezar de nuevo a llenarlo, para comenzar así a verlo medio lleno, porque si no me parece que acabaría volviéndome loca, quiero decir más loca aun de lo que ya estoy.Un abrazo fuerte y gracias por estar ahí, a pesar de mis días malos.