viernes, 10 de abril de 2009

Zapatos=hombres!


Existe una amplia variedad en el genero masculino desde el prepotente absurdo que dice “las tengo todas aquí” señalando con gran descaro la palma de la mano hasta el más bueno “trozo de pan” pero poco agraciado que se utiliza como ultimo recurso. La verdad es que buscamos a un hombre perfecto, miento, la verdad es que buscábamos a un hombre perfecto y ahora simplemente nos conformamos con que tenga todas las extremidades...
Siempre comparo a los hombres con los complementos, por ejemplo con mi complemente favorito, los zapatos! los hay de fiesta y de diario, altos y bajos y las deportivas!, estas son todo un mundo aparte…porque solo y exclusivamente sirven para hacer deporte, no os engañéis… solo para hacer deporte, hay tíos que no tienen mas de una neurona y solo sirven para la cama e incluso ni eso! Dentro de nuestro zapatero tenemos siempre unos favoritos, cómodos, bonitos, para todos los días (noche-día,) para todas las situaciones (diario-fiesta), que si se rompiesen nos daría algo! (yo personalmente me moriría…) podía ser el novio de toda la vida? Queremos a toda costa conservarlo en buen estado porque nos saca de todos los apuros… Hace 2 años perdí unos salones negros con taconazo de esos que son fondo de armario, con vaqueros, vestidos, formaba parte de mi piel, eran mis favoritos!! Ahora tengo otros nuevos pero me costo acostumbrarme a que ya nunca mas los iba a tener entre mis zapatos, me los compre con mi primer sueldo y vivieron exclusivamente una gran relación de pareja, cuando está se termino, mis zapatos dijeron “hasta aquí hemos llegado” y se rompieron.¿Como cuidar esos zapatos que tanto usas, como frenas el desgaste? Todo en esta vida se gasta, ya no me crece el pie, no se me hacen pequeños los zapatos pero mi mal uso o mi uso excesivo hizo que se rompieran… También tenemos los que no nos ponemos nunca pero ahí están, el capricho del momento, ese poder adquisitorio “me lo compre porque estaban rebajadísimos pero no me pegan con nada”. Siempre vamos a la última y una vez que se termina la temporada, se retiran y otra! Otoño, invierno, primavera, verano, para cada época un determinado zapato. Por regla general, en otoño-invierno botas y en primavera-verano sandalias, se implanto la moda de llevar sandalias en invierno con medias tupidas, leotardos, etc… Chicas, no nos equivoquemos dejemos que las sandalias sigan siendo de verano, como el folla-amigo, nunca sale bien! Zapato cerrado para invierno y descubierto para verano, acordaros que están los amigos y después los follables, no mezcléis!! Las mezclas como en el alcohol nunca son buenas…
Y es verdad que en la variedad esta el buen gusto y darle mucho “tute” a los zapatos terminan por destrozarlos! Si siempre vas a por el mismo tío, terminara por agobiarse y se ira con el rabo entre las piernas! Se debe de barajar mas posibilidades, tantear el terreno, disfrutar conociendo a nuevos tíos (aunque en Alicante no hay donde tantear…) como si fueses de compras! Por eso siempre he optado por tener varios zapatos pero tarde o temprano mi elección se reduce a 3 o 4 pares porque te encariñas con ellos, te gustan, estás cómoda, siempre es la misma regla de 3, mientras los otros pares cogen polvo. ¿Cuántos pares tienes tu?¿Nunca os ha pasado de que en momentos de desesperación no habéis encontrado vuestro zapato pero cuando dejáis de buscar siempre hay? Sobretodo nos pasa cuando tenemos una boda, bautizo o algún evento importante, nos volvemos locas buscando porque tenemos la “necesidad” de encontrar unos zapatos para nuestro súper vestido. Cuando tenemos novio ligamos una barbaridad y cuando no, nos morimos del asco viendo a las parejitas felices, revoloteando a nuestro alrededor! Tenemos zapatos cómodos y bonitos que como he dicho antes se reducen a 3 o 4, es muy difícil encontrar un tío guapo, inteligente, cariñoso, simpático. Después están los cómodos pero feos, que siempre te los pones mientras te terminas de arreglar pero a última hora cambias de opinión, son demasiado feos! Los “chic” nos hacen daño, no son nada cómodos pero “para lucir hay que sufrir…” y aunque te duelan como son los zapatos que se llevan, son el último grito! te los sigues poniendo. Sabes que el tío te esta timando, es el típico guaperas de discoteca, la ultima horneada del gym pero cuando lo ves piensas “pero es tan mono…”
Somos tan idiotas que pensamos así…”antes muerta que sencilla”, no? También están los zapatos que te hacen alguna rozadura apenas puedes andar una tarde con ellos, te duelen enseguida, te molestan horrores y te hacen una rozadura que aunque te pongas otros zapatos hecho el daño . Te pones tiritas durante un par de días y como nueva! A todas nos ha pasado eso, pues con los tíos igual…dejan marca y aunque conozcas otros tíos siempre vas a ir con más cuidado te acuerdas de cuando te hicieron daño.
En fin, yo ahora mismo tengo unos zapatos que voy constantemente tropezándome, no se andar con ellos, son súper monos, de esta temporada, me los puse en Str antes de comprármelos pero no creí que iban a ser tan incómodos!! No me los pondré mass!! Aunque son tan monos….


Kisses;)

Mis miedos afloran...


Últimamente estoy disfrutando con nocturnidad y alevosía de multitud de pesadillas terribles que hacen que me levante todas las mañanas con angustia, tensión mandivular, desasosiego e incluso miedo... ¿No se supone que el "coco patas" no existía?¿A partir de los 12 años ya nadie tienen pesadillas no? ¿Serán reminiscencias del pasado o es que si interpretara mis pesadillas podría sacar alguna conclusión personal de la actulidad en claro? Lo que está claro es que es una faena y que no se lo deseo ni a mi peor "enemigo" (pensé que nunca diría esto...já) ¿Alguna sugerencia?¿ Algún antídoto anti-pesadillas o pro-sueños lindos de color de rosa y campos de tulipanes...?

¿Pensamos?


Me encanta esta foto. ¿En qué pensamos cuando decidimos llevar a cabo esta acción tan obsoleta y tan retirada del mundanal ruido en el que vivimos? La verdad es que cuando conseguí esta foto, me lo planteé, ¿En qué puñetas pensará este tío? Me parece realmente visual y muy plástica esta instantánea. Me da la sensación de que está cargada de Ironía y de acidez, puesto que el hecho de ver a un tipo, sólo delante de una pantalla que le indica la acción de "Pensar" da entender que necesitamos un recordatorio informático (el PC es nuestro amigo, amante, madre y todo, demasiadas horas con él) para seguir ejercitando la mente y dedicarle así un ratito a nuestro celebro, dejando un poco de lado el gimnasio, los modelitos de sábado noche y demás chorradas maravillosas que tanta importancia tienen para nosotros. ¿Realmente pensamos?¿ Lo hacemos de una manera inteligente, como reflexión personal de todo aquello que nos rodea o simplemente nos limitamos hacerlo cuando algo no sale como queremos o simplemente nos preocupa? ¿Cuando nos deprimimos? ¿Por qué no utilizamos la cabeza en momentos buenos también para saborearlos mejor y valorarlos como se merece?
Muchas veces me da la sensación que las cosas buenas pasan por nuestras vidas sin darles toda la importancia que tienen, y simplemente PASAN, sin dejarnos demasiado sabor de boca ni tampoco prestarles la atención que merece puesto que no le dedicamos el tiempo para reflexionar y pensar sobre ello. Parece que pensar sólo es posible hacerlo cuando estamos fastidiados... Es algo que voy a intentar modificar desde ya. Y parecerá una bobada pero el hecho de escribir sobre algunos temas, hace que le dediques unos minutos al día, sean cosas buenas, malas o regulares pero al menos les prestas un ratito...
Son protagonistas de nuestra vida durante unos minutos, luego desaparecen y en ocasiones no vuelven más a nuestra mente, pero al menos ya han ocupado nuestra mente, han dejado su poso, hemos sacado lo positivo, hemos aprendido sobre ello... y entonces habrá merecido la pena PENSAR... ¿No creéis?

Hoy me puse golosona... =)