miércoles, 13 de mayo de 2009

Descartamos Madrid?

Realmente somos muy complejos, pero mi cabeza me dice que lo único que tengo que hacer es relajarme, no decir nada, no hacer nada y limitarme a pensar en mí misma teniendo en cuenta que parece que solamente yo soy la única que podrá pensar exclusivamente en mí y luchar por mí, está claro que la confianza que regalas no siempre es un acierto, en ocasiones se limitan a arrugarla, como si de un papel del periódico de anteayer fuera, y tirarla al suelo más húmedo, áspero, rocoso y vacío del mundo.
¿No tiene castigo jugar así con los sentimientos de las personas...?

No hay comentarios: