viernes, 10 de abril de 2009

¿Pensamos?


Me encanta esta foto. ¿En qué pensamos cuando decidimos llevar a cabo esta acción tan obsoleta y tan retirada del mundanal ruido en el que vivimos? La verdad es que cuando conseguí esta foto, me lo planteé, ¿En qué puñetas pensará este tío? Me parece realmente visual y muy plástica esta instantánea. Me da la sensación de que está cargada de Ironía y de acidez, puesto que el hecho de ver a un tipo, sólo delante de una pantalla que le indica la acción de "Pensar" da entender que necesitamos un recordatorio informático (el PC es nuestro amigo, amante, madre y todo, demasiadas horas con él) para seguir ejercitando la mente y dedicarle así un ratito a nuestro celebro, dejando un poco de lado el gimnasio, los modelitos de sábado noche y demás chorradas maravillosas que tanta importancia tienen para nosotros. ¿Realmente pensamos?¿ Lo hacemos de una manera inteligente, como reflexión personal de todo aquello que nos rodea o simplemente nos limitamos hacerlo cuando algo no sale como queremos o simplemente nos preocupa? ¿Cuando nos deprimimos? ¿Por qué no utilizamos la cabeza en momentos buenos también para saborearlos mejor y valorarlos como se merece?
Muchas veces me da la sensación que las cosas buenas pasan por nuestras vidas sin darles toda la importancia que tienen, y simplemente PASAN, sin dejarnos demasiado sabor de boca ni tampoco prestarles la atención que merece puesto que no le dedicamos el tiempo para reflexionar y pensar sobre ello. Parece que pensar sólo es posible hacerlo cuando estamos fastidiados... Es algo que voy a intentar modificar desde ya. Y parecerá una bobada pero el hecho de escribir sobre algunos temas, hace que le dediques unos minutos al día, sean cosas buenas, malas o regulares pero al menos les prestas un ratito...
Son protagonistas de nuestra vida durante unos minutos, luego desaparecen y en ocasiones no vuelven más a nuestra mente, pero al menos ya han ocupado nuestra mente, han dejado su poso, hemos sacado lo positivo, hemos aprendido sobre ello... y entonces habrá merecido la pena PENSAR... ¿No creéis?

No hay comentarios: