lunes, 30 de marzo de 2009

Casa de cartas


La vida siempre es más complicada de lo que parece en tus propios zapatos y a veces ante ojos testigos es más complicada aún y te sientes bien porque no exageras ni te ahogas en un vaso de agua.Parece que en la vida nunca se puede tener todo, que es como una casa de cartas, como cuando éramos chicos y armabamos una especie de castillo de naipes, doblando las cartas y enojándonos con nuestros amigos cuando soplaban y se derrumbaba todo lo que con tanto esfuerzo habíamos construido. Parece que todo lo que tenemos en la vida es un naipe más de la torre y con un poco de viento podemos perderlo.

No hay comentarios: